Green Libros, un ejemplo de emprendimiento social

A unas cuantas semanas de estar en Chile me encuentro con una agradable noticia en un medio de televisión local: un proyecto de emprendimiento social denominado Green Libros que nos deja buenas lecciones de como hacer este tipo de empresa.

Pero antes de hablar de Green Libros, para poner en contexto:

¿Qué es un emprendimiento social?

Al principio concebía el tema como de iniciativas de fundaciones sin fines de lucro (ONG’s) o algo parecido. Sin embargo, un emprendimiento social (social entrepreneurship o social enterprise, en inglés) es aquel proyecto donde las personas participan en forma de autoempleo, socio inversionista o ambas cosas para obtener beneficios, pero contribuyendo a la vez al desarrollo social de su entorno con la actividad económica que estos llevan a cabo.

En el fondo del asunto: ganar dinero no es lo todo. Si hay ganancias, si hay beneficios, pero lo que predomina es el desarrollo social.

¿Qué hay de Green Libros? ¿Qué hacen?

Green Libros es una iniciativa que trata de recolectar libros que estaban destinados a tirarse al vertedero de basura y darles un nuevo uso mediante la recuperación y así poder ofrecer libros usados a un precio bastante accesible a diferencia de comprar libros nuevos.

Los que no se pueden restaurar se recicla. No hay desperdicio.

Como puedes ver el proyecto se enfoca a tres tipos de beneficios: el económico, el ambiental y el social.

Dentro de sus actividades Green Libros desarrolla campañas de donación esporádicas para recabar la mayor cantidad de libros posibles, sin embargo mantiene un programa de forma permanente en puntos de reciclajes, colegios y universidades donde los alumnos, padres de familia y cualquiera que quiera ayudar pueden donar libros viejos o que ya no usa.

Estos son algunos de los beneficios que este proyecto provee a la comunidad:

  • Reducir el impacto ambiental al adecuar los libros para ponerlos en circulación de nuevo.
  • Brindar a los padres la oportunidad de encontrar libros de texto para sus hijos a precios accesibles.
  • Parte de las ganancias van destinada al apoyo de programas de abastecimiento de textos en bibliotecas o instituciones que tienen carencias de dichos materiales.
  • Fomentan la lectura, un hábito muy redituable para la cultura y la educación de una sociedad.
  • Hacer participe a la comunidad para ayudar a otros.

En relación al último ítem, por ejemplo, hay colegios que establecen puntos de recolección para que con el dinero de lo vendido se ayude a otra institución. El colegio elige o conoce quién será el destinatario de la ayuda.

El proyecto se vuelve gratificante para sus participantes: donantes, compradores, receptores de la ayuda y la empresa.

4 lecciones de este emprendimiento social.

#1 – Identificando al cliente y conectando con sus necesidades.

En Chile los libros de textos escolares y de otros niveles, como el universitario, no son tan accesibles en sus precios como en otros países y debido a eso hay gente que busca libros de segunda mano, que estén en buen estado y que sean baratos.

Green Libros surge como una idea de emprendimiento para dar respuesta a ese grupo de usuarios que buscan alternativas ajustadas a su presupuesto y de paso ayudar a resolver necesidades a otras instituciones con un enfoque social, ecológico y económico.

#2 – Creando su propuesta de valor con un enfoque social.

Comercialmente podemos decir que Green Libros tiene como negocio principal (core business) vender textos usados y bien restaurados para escolares a un precio hasta 50% menos que uno nuevo. Muy bien hasta ahí.

Las cosas mejoran incluso porque ofrecen además otros tipos de libros como literatura, libros en otros idiomas, libros que ya no se encuentran fácilmente en una librería tradicional, entre otros.

Lo que eleva su propuesta de valor a tornarla excelente además de lo anterior, es que cada vez que compras un libro, un texto a este emprendimiento te queda la satisfacción que estás ayudando a alguien más. Ese plus social es la cereza del pastel.

#3 – Incorporando tecnología a su propuesta.

Haciendo uso de tecnología, esta iniciativa, propone a través de su web site su oferta de textos y libros para comprar en línea. Además mantiene otros canales de comunicación en redes sociales comprendiendo que el consumidor actual es multicanal.

Facilitando el acceso de comprar y ayudar en línea en un país donde la penetración de internet alcanza el 58,6%, colocando a Chile solo por detrás de Argentina y Colombia en Latinoamérica de acuerdo al estudio 2013 Latin America Internet Market Research & Outlook de Fnbox.

#4 – Todos suman y multiplican.

No hablamos de habilidades matemáticas sino a la oportunidad y satisfacción de ayudar que este proyecto brinda y de paso ganar dinero desde luego.

Se crean alianzas y relaciones que incrementan los beneficios para todos los que componen este ecosistema de negocio.

Ejemplo a seguir.

Para cualquier tipo de negocio, como Green Libros lo hace, es vital conectar con las necesidades de las personas y facilitarles acceder a tu propuesta de valor.

Sin duda este emprendimiento es un gran ejemplo a tomar en cuenta si quieres emprender y a la vez ayudar a tu comunidad con su desarrollo social. No todo es plata, hay proyectos como este que por donde lo veas le apuesta a ganar-ganar.

El link del site de Green Libros: http://greenlibros.com

Felicidades a los integrantes de esta interesante emprendimiento social por los beneficios otorgados a la sociedad y el ejemplo a los demás emprendedores.

Cuéntame qué te parece este proyecto y sobre otras iniciativas de emprendurismo social para compartir con los demás.

Imagen: Utilizada con autorización de Green Libros.
Te invito a compartir este artículo para que más personas lo conozcan y se beneficien de la información. ¿Cómo?:

»Dale un +1 al artículo

»Dale un “Me Gusta”

»Tuitéalo

Gracias por leer y compartir este post.

Si te gusto este artículo, obtén actualizaciones agregando tu correo en la siguiente casilla:


¿Cómo tener el mejor negocio del mundo?

Contar con el mejor negocio del mundo no es nada alejado de la realidad. Puedes pensar que a lo mejor se me cayó un tornillo, si es que no varios, pero mejor te expongo el contexto del asunto.

Recién este fin de semana le di una segunda lectura a un pequeño libro: El Abismo (The Dip) de Seth Godin. Recomiendo que te lo consigas, veras que en un promedio de 2 horas quizás ya lo hayas terminado de leer de pasta a pasta. Es un libro que todo emprendedor debe leer sin duda alguna.

Unas de la ideas que Seth Godin plantea en este libro, que tomo como base para este post, es que todos tenemos la oportunidad para ser el mejor del mundo para nuestros clientes y eso dependen de que te pongas en acción. No importa si tu negocio es una Pyme, si eres un profesional independiente (autónomo) o el presupuesto que tengas.

Toma en cuenta que a lo que llamamos mundo es un término muy flexible. El entorno, el ambiente local, tu trabajo, tu lugar donde resides, donde estableces relaciones, ese es tu mundo… y ahora también con una extensión virtual en la Internet. De igual manera el término mejor es subjetivo.

“No depende de que tú digas que eres el mejor. La definición de mejor depende de cómo te califique tu cliente.” (»Tuitéalo)

El gran problema ahora es que la oferta casi es infinita. Piensa en tu negocio. ¿Cuántos negocios hay en la misma categoría donde te desempeñas? Cuantos contadores, cuantos abogados, cuantas lavanderías, cuántos restaurantes… en fin, de todo hay muchos.

¿Cierto o no conviene ser el mejor entonces? ¿Por qué no serlo para esa persona (cliente) en su mundo? ¿Por qué no ser el mejor en ese micromercado?

Vamos, el mundo cada vez en más pequeño. El Internet ha venido a reducir cada vez más esa brecha de distancia y de comunicación que se tenía antes. Los clientes se informan más y buscan en cierta forma productos (bienes y servicios) más especializados. Por ejemplo: hay hoteles para mascotas en caso te marches de vacaciones y no puedes llevarla contigo. ¿Son empresas grandes que hacen eso? No, son Pymes.

Hay quienes van un poco más allá y se focalizan en ser el mejor del mundo solo para cierto perfil de clientes con necesidades específicas: un hotel para perros, ya no para mascotas en general, sino especialistas en perros. A lo mejor hay para gatos, lo ignoro, o quizá para tus peces sino confías dejarlos a cuidado de tu vecino.

Recomendaciones para ser el mejor del mundo

Acá tres recomendaciones que considero que pueden ayudarte pare empezar el camino:

Recomendación #1: Centrarte en el cliente.

Sé que muchas Pymes o servicios de profesionales independientes surgen de la misma necesidad de subsistir a la crisis. Y es común pensar en qué soy bueno o qué me resulta más conveniente para luego venderlo. Esto también lo hacen grandes marcas y hay ejemplos sobrados, pero no entraremos en esos detalles en esta ocasión. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que ese tipo de pensamiento o prácticas de negocio basados en qué tengo para vender ya no es funcional. O te vas a la quiebra o andas por un callejón sin salida, pues estamos en la era del cliente: una era donde tenemos que identificar sus necesidades y problemas para satisfacerlos.

Lee esto » El cliente manda… es el rey.

Por ejemplo, abro una pequeña ferretería porque anteriormente trabaje para un Home Center y vi que las herramientas y cosas de ferretería se venden. Vamos, hagamos que esto salga adelante con esfuerzo y no demos lugar al desánimo. Hagamos visitas en frío, llamadas, flyers, etc., etc. No está mal hacer eso, lo puedes hacer. Pero, por qué no empezar preguntándonos que es lo que realmente necesitan nuestro clientes, qué haremos de diferente al resto de la competencia (pensando siempre en el cliente).

Ten en cuenta que muchos harán lo mismo que tu: visitas o llamadas en frío, elaboraran sus tarjetas de presentación y hasta abrirán su página en Facebook. ¿Pero cuál es el hilo conductor de todas esas acciones? ¿Vender lo que tengo o ayudar a resolver las necesidades de mis clientes?

Tenemos que aprender a escuchar y observar a nuestros clientes para centrarnos en sus necesidades. Ten en cuenta el ejemplo que mencionaba arriba sobre el hotel para mascotas o del hotel solo para perros.

Recomendación #2: Ofrece algo nuevo.

Debes innovar, ofrecer algo nuevo, o lo mismo pero darlo de tal forma que al cliente le agregues valor y que te diferencie de la competencia.

También puedes descubrir nuevos problemas que resolver al cliente. ¿Quién diría que ahora un hotel para mascotas resuelve problemas para algunas personas? Otros incluso descubrieron que algunas personas requerían de un servicio de limpieza y baño para su perro a domicilio –> http://barkbathebeyond.com

Recomendación #3: Desarrolla un modelo y no un plan de negocio.

Si, sé que algunos y quizá muchos no tienen un plan de negocios. Pero si eres de los que hacen planes no te cases con ellos. La mayoría de planes de “negocios” no sobreviven a la realidad. En el primer contacto con tus clientes o potenciales clientes te das cuenta que el plan de negocios solo es fantasía en un hoja de Excel. Lo sé muy bien por experiencia. “El papel (o hoja de Excel) aguanta con todo.”

Si no tienes un plan de negocio, mejor no lo hagas. Pero haz tu modelo de negocios. Te servirá más, pues en el planteas (1) quién es tu cliente, (2) cuál es la propuesta de valor que ofrecerás a ese cliente y (3) cómo se la harás llegar.

En otros post hablaremos sobre cómo elaborar tu modelo de negocio con más detalle.

 

Muy bien, comienza ahora. Sé qué no es una tarea sencilla, pero es mejor trabajar en este tema a quedarte a ser uno más entre los demás o solo ser solo lo suficientemente bueno y no el mejor.

Sin embargo, creo que debo agregar algo: Y es que si no estás dispuesto a ser el mejor del mundo, pues es mejor no hacer nada. Tienes que creerte y esforzarte por serlo, pero también debes saber cuándo renunciar, pero renunciar estratégicamente. No hablo de huir.

No entrare en ese tema. Por ello te recomiendo mejor leer el libro de Seth Godin en cuestión, sé que te ayudará mucho. De hecho el nombre del libro con subtitulo es el siguiente: –> El Abismo, un pequeño libro que le enseñara cuándo renunciar (y cuándo perseverar).

62_El ABISMO SETH GODIN

¿Y tú estás dispuesto a ser el mejor del mundo?

Imagen: Roberto_Ventre via photopin cc

Te invito a compartir este artículo para que más personas lo conozcan y se beneficien de la información. ¿Cómo?:
»Dale un +1 al artículo

»Dale un “Me Gusta”

»Tuitéalo

Gracias por leer y compartir este post.

Si te gusto este artículo, obtén actualizaciones agregando tu correo en la siguiente casilla:


Las 22 Leyes Inmutables del Marketing

Hace aproximadamente 18 años atrás Al Ries y Jack Trout nos presenta un libro que se ha convertido en un clásico del marketing: Las 22 Leyes Inmutables del Marketing (The 22 Immutable Laws of Marketing, título en inglés). Las ilustraciones de los casos de las leyes evidentemente se encuentran desactualizadas después de tanto tiempo, sin embargo la enunciación de las leyes como tal siguen vigentes en estos nuevos contextos.

Acá una breve reseña de las primeras siete leyes:

¡Viólelas bajo su propio riesgo!

1. Ley del liderazgo | Es mejor ser el primero que ser el mejor.

Esta ley se basa en que las personas recuerdan con más facilidad quién fue el primero en la categoría donde compite, que los que vienen detrás. Es mejor ser el primero que tratar de convencer a los consumidores de que se tiene el mejor producto.

¿Quién fue el primer hombre que puso el pie en la luna? Lo sabe. ¿Quién fue el segundo? Pues ni idea, ¿verdad?

2. Ley de la Categoría | Si no se puede ser el primero, entonces hay que crear una nueva categoría en la que se pueda serlo.

Esta ley nos dice que nos olvidemos de la marca y que mejor pensemos en una categoría.

Dell renuncio a pelear como la competencia y opto por reestructuras su supply chain para vender sus computadores de forma más personalizada y permitiendo que las personas hagan su personalización en las  características que desea en su PC. Dell se mantiene como segunda en la industria con un 12.5 de participación en el mercado, pero como primera en su categoría.

3. Ley de la mente | Es mejor ser el primero en la mente que el primero en el punto de venta.

Si los esfuerzos del marketing es llegar a la mente de consumidor, ¿por qué la preocupación de llegar primero al punto de venta?

Apple se preocupó más entrar en la mente de los consumidores con la magia del i= iMac, iPod, iPhone y ahora iPad. Fácil de recordar y asociar.

4. Ley de la percepción | El marketing no es una batalla de productos, es una batalla de percepciones.

El ejemplo del libro es más que claro. Las tres marcas de autos japoneses más vendidas en Estados Unidos son Honda, Toyota y Nissan por su calidad y otras características. En Japón, país de origen de esas marcas las posiciones cambian, porque los factores que las hacen ocupar una u otra posición vienen dados por las percepciones de los consumidores japoneses y no por las características del auto. El producto es el mismo, pero percepciones diferentes.

5. Ley de la concentración | Lo más importante para tener éxito es apropiarse de una palabra o conjunto de palabras en la mente de los consumidores.

“No se derrite en tus manos sino en tu boca” = chocolates M&M

“Las palabras sencillas son las mejores”

6. Ley de la exclusividad | Dos empresas no pueden poseer la misma palabra en la mente de los clientes.

Si lo haces puedes estar llevando clientes a tu competencia y socavas tu imagen de marca.

7. Ley de la escalera | La estrategia competitiva depende del peldaño que se ocupe en la escalera.

¿Qué lugar ocupas en la escalera? Si eres el #2, entonces que tus estrategias sean bien pensadas hacia el sector que compra tu producto.

Si te gusto este artículo, obtén actualizaciones agregando tu correo en la siguiente casilla:


Te invito a compartir este artículo para que más personas lo conozcan y se beneficien de la información. ¿Cómo?:

»Dale un +1 al artículo

»Dale un “Me Gusta”

»Tuitéalo

Gracias por leer y compartir este post.